lunes, 16 de noviembre de 2009

Musicoterapia como Terapia Aternativa







La musicoterapia es el campo de la medicina que estudia el complejo sonido ser humano-sonido, para utilizar el movimiento, el sonido y la música, con el objetivo de abrir canales de comunicación en el ser humano, para producir efectos terapéuticos, psicoprofilácticos y de rehabilitación en uno mismo o en la sociedad. 1.- INFLUENCIAS EN EL SER HUMANO: - Afecta al nivel consciente, actuando en el centro racional de la persona a través de la armonía. -Afecta al nivel preconsciente, actuando en el centro emocional a través de la melodía. -Afecta al nivel del subconsciente, actuando en el centro vital a través del ritmo. La mùsica tiene el poder de penetrar la mente y el cuerpo en toda condición, estimula los sentidos, evoca sentimientos y emociones, su estructura y naturaleza tiene la capacidad de auto organizarnos interiormente y de organizar el grupo. Facilita la expresión en personas que no son verbales o con dificultades comunicativas. Da la oportunidad de que personas con dificultades tengan experiencias sociales placenteras, positivas y gratificantes, apoya el bienestar individual y la independencia. ¿MUSICOTERAPIA PARA AUTISMO O MUSITERAPIA PARA SER HUMANO? Julián de Ajuriaguerra, quien en su Manual de Psiquiatria Infantil nos afirma que las patologías serían tipos de “organizaciones psicobiológicas deferentes” y no “desorganizaciones de la normalidad”, es decir que al ser humano al que se le diagnostique una patología determinada, tendrá características especiales establecidas por el tipo de organización que manifiesta esa patología y no por relacionarlo con “la normalidad” en función de una comparación constante que a lo único que nos llevaría es a un mayor aislamiento de esa persona puesto que siempre estaríamos viendo sus falencias y no sus potenciales. Desde el que hacer musicoterapéutico aportamos una escucha también diferente: *Intercambio de sonidos y silencios; *estereotipias transformadas en juego en la repetición; *espejo de movimientos, referente último de la presencia del otro; *espera paciente de tiempos en búsqueda del “tempo” y del “pulso” personales; *permiso de exploraciones espaciales sonorizando objetos e incorporando sensaciones; *contención cuerpo a cuerpo, delimitando espacios personales. Se realiza una permanente búsqu eda de la estructura sonoro-témporo-corpo-espacial de ese niño que se nos presenta como “desconectado”, ausente en su presencia, rítmico en sus rituales, en sus estereotipias, o en sus acúfenos, melódico en sus ecolalias y en sus gritos, armónico en sus desarmonías…
Como artista, el musicoterapeuta intenta brindar un ámbito donde el niño encuentre un equilibrio entre el respeto por su accionar y la posibilidad de creación. Así se va estableciendo un vínculo, desde el cual se irá aportando al proceso terapéutico basado fundamentalmente en la comunicación. En musicoterapia no se evalúa un diagnóstico sino cómo ese ser humano, se relaciona con el sonido y sus parámetros, como se expresa motrizmente, cómo utiliza su voz y es capaz de imitar ya sea con o sin objetos acciones sonoras o corporales. OBJETIVOS GENERALES EN MUSICOTERAPIA: 1-Colaborar en su proceso de conexión con el mundo que le rodea. 2-Estimular el diálogo rítmico del niño con su entorno. 3-Estimular un desarrollo lo más armónico posible instaurando nuevas formas de expresión de las emociones, comunicación y movimiento. 4-Estimular de manera general y según la problemática particular, los doce aspectos del desarrollo (descrito por Martos y Riviére en su artículo” el tratamiento del autismo como trastorno del desarrollo: Principios generales”): destrezas de relación, acción y atención conjunta, teoría de la mente, comunicación, lenguaje expresivo y receptivo, anticipación, flexibilidad, asignación de sentido a la acción, imaginación, imitación y suspensión. 5-Favorecer la relación con su familia y con otras personas. LA METODOLOGÍA. Las primeras sesiones serán de acercamiento y conocimiento y familiarización con el alumno. Una segunda fase será de observación y de tanteo tratando de conocer a la persona, para que mi actuación sea lo más directa posible. En una tercera fase la metodología será lo más activa posible con gran variedad de actividades, con el fin de ofertar a la persona otras formas de manifestarse colaborando para conseguir romper la subjetividad tan profunda en la que estas personas están inmersas.. Materiales a utilizar: Los que a continuación se enumeran y otros más, siempre en función del objetivo que estemos trabajando -1 guitarra -1 sonajero -1 cencerro -1 Djembé -1 flauta de émbolo -1 flauta dulce -1 pandero con baqueta -1 botella de agua con semillas dentro. -1 carillón soprano -1 xilófono alto o contralto -1 par de cascabeles de muñeca. -1 par de tubos sonoros -1 equipo de música con lector de CD, pletina. -1 cámara de video para grabar el mayor número de sesiones posibles para la posterior evaluación del alumno/a por parte de la musicoterapeuta con el equipo docente, psicológico y con la familia. Los instrumentos y materiales van en función del alumno/a y de la patología a tratar así como de los objetivos a conseguir. Evaluación: a) Evaluación continua: Al final de cada sesión la musicoterapeuta rellena unos protocolos de cómo ha ido la sesión y debe reproducir posteriormente los videos. No se evalúa solo al alumno/a sino la actuación, estado de ánimo y forma de proceder del musicoterapeuta. b) Evaluación mensual: Con el equipo del centro y con la familia viendo con ellos los videos más significativos Y darle orientaciones si se estima oportuno.
c) Evaluación final: De todo el proceso terapéutico. La valoración se hará con todos los profesionales que formamos el equipo psicopedagógico, terapéutico y familiar. Mª DE GRACIA VICENTE PAZ, profesora de música de primer ciclo de la E.S.O y MUSICOTERAPEUTA, especializada en Trastorno Generalizado del Desarrollo y Autismo








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada